New Year In The Old Havana

CUBA2

¡He vuelto! Durante estas últimas semanas he estado desaparecida del blog, pero ahora estoy de vuelta con más energía, visión y entusiasmo que nunca. Vinieron las vacaciones decembrinas, la vuelta a la escuela, pero la principal razón por la que he estado ausente es porque he estado trabajando en algunas cosas nuevas para traerles en ATUENDO29. Nuevo diseño, nuevas secciones y nuevas ideas, he querido transformar el blog y como la vida misma, ir creciendo, mejorando y avanzando.

Este nuevo año 2016 ha traído nuevas ideas y metas por lograr. Propósitos muy personales y otros profesionales, especialmente este año que terminaré la universidad y mi vida cambiará por completo al dejar atrás una etapa y comenzar una nueva. Atrás quedará la escuela, los estudios, las clases, el semestre nuevo, la vida planeada y ahora todo lo que venga será algo nuevo para mí. Este nuevo capítulo que cada vez está más cerca, me puede asustar e ilusionar al mismo tiempo, pero sé hacia donde quiero ir y lo más importante, tengo fe en lo que vendrá. Este 2016 sé que será un año maravilloso y, ahora, a disfrutar que a esta vida venimos a ser felices.

comenzando este año nuevo, quisiera iniciar con una nueva sección llamada “Viajes”. ¿Qué les puedo platicar de esto? Antes, yo no me consideraba una gran amante de los viajes. Era floja y no disfrutaba de lo que este tipo de experiencias nos puede traer. Me gustaba la comodidad de mi casa y viajar es algo que definitivamente nos saca de nuestra zona de confort. Pero, al ir creciendo, ha sido cuando realmente he empezado a disfrutar las experiencias y aprendizajes de lo que significa conocer el mundo.

Ahora, me encanta viajar y por la enriquecedora experiencia que nos dejan. Como dice una de mis frases favoritas:

“Viajar es lo único que compras y te hace más rico.”

Te vuelves más rico en conocimientos,
en experiencias, en la vida.
Aprendes cosas nuevas en cada lugar que vas. Conoces gente con diferentes puntos de vista. Te maravillas por paisajes que nunca antes has visto. Puedes vivir la inmersión en una cultura diferente, probando nuevos platillos, aprendiendo su historia, entendiendo otro lenguaje y adaptándote a otro estilo de vida. Estar lejos de casa te da la oportunidad de experimentar el mundo real.

Y ahora, para el primer post de la sección “Viajes”, hablaré del último viaje que hice. Para Año Nuevo, mi familia y yo tomamos un crucero por el Caribe. El camino comenzó en La Habana, Cuba, y luego pasamos por Jamaica, las Islas Caimán y Cozumel. Fue una experiencia increíble y mi primera vez en un crucero, así que será algo que definitivamente nunca olvidaré.

El viaje comenzó en La Habana donde pasamos la mayor parte de los días. Llegamos el 29 de diciembre y zarpamos el último día del 2015. Como el crucero terminaba el viaje ahí, pudimos estar un día más debido a la fecha de nuestro vuelo de vuelta a casa.

¡Amé esta ciudad! Definitivamente volvería. La gente es tan agradable, todos son muy amables y respetuosos. Podías escuchar la música latina en las calles, lo que hace de esta ciudad uno de los lugares más alegres que he visto. Los latinos sí que sabemos cómo pasarla bien.

Lo que no se puede negar es que la gente en La Habana es muy atractiva. Hay una gran mezcla de culturas que hace a los cubanos personas muy, muy guapas (he visto demasiadas veces la película Zoolander últimamente). Y, por supuesto, la ciudad es hermosa también.

Los edificios y toda la arquitectura del lugar pertenece al estilo de los 50’s-60’s, una de mis eras favoritas en la historia. Es como si se hubiera quedado atrapada en el pasado. Los coches me enamoraron también; me encanta las cosas de otras épocas. Pero, en sí, lo viejo en la ciudad se debe a la situación económica del país.

Cuba no es un país rico y hay mucha escasez. Ahora, con la apertura de la relación entre Estados Unidos y Cuba, esperemos lo mejor en beneficio de la situación de los habitantes del país. Fue algo conmovedor e inspirador ver cómo los cubanos, quienes no poseen gran riqueza, sean personas tan alegres. Éste fue definitivamente el mayor aprendizaje que me llevo a casa, y es algo de lo que todos deberíamos pensar. Como el filósofo griego Demócrito dijo:

“La felicidad no reside en posesiones, ni en oro, la felicidad reside en el alma.”

La verdadera felicidad proviene desde adentro. Claro que el dinero es necesario para vivir y los cubanos buscan salir adelante, progresar y generar mayores ingresos, pero esa no es la clave de su felicidad. El dinero es parte de la ecuación, pero no es todo. Así que busca lo que realmente te hace feliz y ve tras ello. El concepto de felicidad es algo muy personal, así que lucha por ello, siempre.

CUBA1CUBA14CUBA16CUBA32CUBA8CUBA22CUBA20CUBA27CUBA37CUBA10CUBA38CUBA40

 

 

Advertisements